Algunos consejos que deben tenerse en cuenta

Miércoles, 20 Agosto   
  • Antes de planificar qué plantas van a ocupar tu oficina, consulta al resto de empleados. Puede darse el caso de que alguno sea alérgico a alguna especie determinada.
  • Si el cuidado de las plantas lo vais a realizar entre todos, conviene llevar un ‘cuaderno de notas’ de las distintas plantas, apuntando los riegos, abonados, trasplantes, etc.
  • Hay que tener en cuenta que en época de vacaciones, muchas oficinas permanecen cerradas y no entra nada de luz. Elige bien qué plantas vas a introducir teniendo esto en consideración.
  • Hay que pensar que el desembolso a la hora de tener plantas en el trabajo no reside sólo en la adquisición de los ejemplares. Posteriormente habrá que comprar fertilizantes, macetas nuevas, utensilios, etc. Conviene tener un presupuesto para eso.
  • La luz directa del sol durante muchas horas puede ser el peor enemigo para nuestras plantas de oficina, ya que solemos colocarlas cerca de grandes ventanales. Un consejo sencillo es colocar estores que nos permitan regular la cantidad de luz que queremos dejar entrar.