Un robot que planta flores y monitoriza el nivel de CO2

Lunes, 6 Octubre   

En realidad se trata de una instalación robótica autónoma, un conjunto que parece más bien una escultura moderna pero que es capaz de plantar flores o césped además de comprobar en todo momento las condiciones climáticas y el nivel de CO2. El robot llamado Wildflower Meadow Glaciar está formado por cinco cubos traslucidos y se mueve gracias a la energía solar.

¿Algún día llegaremos a ver jardineros municipales vestidos con monos verdes para plantar césped en áreas ajardinadas de la ciudad? Mmm,… why not. Este robot es un prototipo pero en realidad, tiende más a ser una instalación artística con un mensaje acerca de los cambios climáticos que estamos sufriendo que a un robot de uso comercial.

Al igual que un glaciar el robot se mueve lentamente, casi de forma imperceptible mientras va plantando césped y midiendo el nivel de CO2. De está forma, podemos decir que el prado que deja atrás es como una gráfica viva de los cambios climáticos que sufre hoy en día la Tierra,… algo que hace reflexionar.